sábado, 28 de marzo de 2015

Trempulcahue, el transporte del Alma.

Las guardianas espirituales de los mapuches. 


Las Trempulcahue o Tempulcalhue son cuatro ballenas sobrenaturales pertenecientes a la mitología de los mapuches, un pueblo amerindio que habita en Chile y Argentina. 

Una Machi al convertirse en ballena.

Las Trempulcahue tienen forma de ballenas, pero en realidad son cuatro Machis (entidades religiosas y protectoras del pueblo mapuche) sentenciadas a transformarse en ballenas cada día a la caída del Sol. Estos seres sobrenaturales llevan las almas de los muertos hasta el "Ngill chenmaywe", lugar de encuentro espiritual que se relaciona estrechamente con la Isla Mocha, al frente de la provincia de Arauco, en Chile. A diferencia de otros guías espirituales, estas ballenas no pueden ser vistas por los vivos.

"Amuchura", La resurrección de las almas. Así llamaban los mapuches a Isla Mocha.
Para entender mejor la tarea de las Trempulcahue hay que conocer ciertas características de la religión mapuche. Para empezar, el alma del ser humano permanece en contacto con la naturaleza, por ello existe el Pu-Am, una ánima universal que envuelve todo lo que posee vida. De esta ánima universal se origina la de cada hombre, el Am, que acompaña su cuerpo hasta que muere. Sin embargo, no solo el ser humano tiene su Am: todo ser viviente posee su propia ánima, a excepción de los wekufe, un tipo de espíritu dañino ligado a la magia negra.

Cuando el hombre muere, su Am se convierte en Pillü y se resiste a alejarse de su cuerpo. El estado de su pillü es muy peligroso, ya que cualquier wekufe puede adueñarse de esa ánima y esclavizarla eternamente. Para salvarse, tiene que viajar a Ngill chenmaywe, isla que los muertos pueden alcanzar con las ayuda de las Trempulcahue. Cada ánima debe hacer una contribución en llancas (unas pequeñas piedras de color turquesa) para pagar el transporte. Este es el porqué de que al lado del difunto coloquen estas piedrecillas.

Las cuatro Trempulcahue realizando su eterna labor. 

Desde Ngill chenmaywe, las pillü se convertirían en alwe (espíritu), y en algunos casos, cuando una pillü alcanza la superación espiritual en la isla, puede lograr transformarse en un poderoso espíritu llamado pillán
Joya que representa un pillán.

Con el tiempo, los descendientes del difunto han perdido su recuerdo y, por fin, su alwe vuelve a reunirse al Pu-Am.  Así el ciclo alcanza su conclusión. 

Las Trempulcahue transportado una pillü.

No hay comentarios:

Publicar un comentario